Jornada con ayuntamientos para el Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible

El pasado martes 5 de marzo celebramos junto a Nasuvinsa un taller de la herramienta de gestión para el seguimiento del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES). La sesión tuvo lugar en la sede del Consorcio, con la asistencia de personal de la entidad, así como de representantes de diferentes municipios del territorio.

Este Plan es una herramienta que se engloba en los Pactos de Alcaldías y que busca llevar a cabo actuaciones en materia de cambio climático y energía en los municipios adscritos, así como darlas a conocer a la ciudadanía.

Durante esta jornada con ayuntamientos para el Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible se presentó la herramienta de gestión de PACES, para saber cómo reportar las actuaciones de clima y energía llevadas a cabo en cada municipio. 

La herramienta permitirá el registro de toda la información relativa a los PACES, posibilitando la transparencia en el proceso y la transferencia de conocimiento entre municipios.

29 de los municipios de la comarca se han adherido, lo que supone que Zona Media se posiciona como un territorio puntero para la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático. Con ese fin, en Zona Media se han puesto en marcha tres PACES, teniendo en cuenta la idiosincrasia de cada área: Zona Media Norte, Zona Media Sur y Valdizarbe-Novenera.

El impacto de factores como las lluvias intensas o el aumento de las temperaturas son un riesgo para los municipios, ya que aumentan su vulnerabilidad, así que actuar frente a ello es primordial. Puedes consultar si tu municipio forma parte de las localidades navarras adheridas al Pacto de Alcaldías en el que se enmarcan los PACES en este mapa.

mapa de la adhesión de municipios navarros a los Pactos de Alcaldías

22 medidas para afrontar el reto climático en Zona Media

El Grupo de Acción Local de la Zona Media ha venido trabajando junto a Teder, Cederna-Garalur y Eder sobre cómo se afronta el reto climático en común , dentro del proyecto Sostenibilidad Rural. Desde marzo de 2022 a julio de 2023 se han llevado a cabo varios diagnósticos de medidas de sostenibilidad en negocios navarros. En el Consorcio hemos realizado un total de 9 diagnósticos en negocios de diversos sectores y detectado 22 medidas para afrontar el reto climático en Zona Media.

Los negocios analizados han sido 2 PYMEs del sector de construcción y gremios, 3 comercios, 1 PYME del sector industrial, 1 del sector agroalimentario, 1 pequeña granja y un establecimiento hostelero. Dentro del Servicio de Asesoramiento a Empresas y Fomento de la Transición hacia la Economía Circular se ha trabajado con un total de 20 negocios de diferentes sectores.

En total se han propuesto un total de 22 medidas de mejora encaminadas a mejorar la sostenibilidad de los negocios y virar hacia un modelo de economía circular. Entre las mejoras cabe destacar la instalación de placas solares fotovoltaicas para autoconsumo. Se trata de una tecnología muy rentable y es posible acceder a ayudas y deducción fiscal que hacen más atractivas estas inversiones.

Como resultado se han realizado 4 informes por sectores de negocio identificados recopilando medidas que pueden llevar a cabo para mejorar la sostenibilidad. Con esta acción se pone de manifiesto el potencial de mejora de las PYMEs y la capacidad de disminuir las emisiones de CO 2 , y poder así transformar los negocios hacia un modelo de economía circular que, además, permita una mayor adaptación al cambio climático. Consulta aquí las medidas por sectores en el análisis realizado en el territorio y revisa las 22 medidas para afrontar el reto climático en Zona Media:

El Proyecto de Cooperación de “Sostenibilidad Rural. Afrontando el reto climático en común” está financiado al 65% por FEADER y al 35% Gobierno de Navarra.

El mundo rural marca el camino en las acciones para la sostenibilidad ambiental

Presentamos los resultados del proyecto de Sostenibilidad Rural en el que hemos venido trabajando conjuntamente desde junio de 2022 los Grupos de Acción Local de Teder, Cederna Garalur, Eder y Zona Media. ¿Lo principal? La eficiencia energética y las renovables interesan cada vez más en el mundo rural, que marca el camino para la sostenibilidad ambiental. Este trabajo ha supuesto la continuación de otro anterior desarrollado un año antes con el mismo objetivo: acompañar al territorio en su transición ecológica para cumplir los compromisos de reducción de gases de efecto invernadero y adaptación a los efectos del cambio climático.

Un ambicioso objetivo para el cual se determinaron varias líneas de actuación que han sido implementadas en cada uno de los territorios, aprovechando un mismo impulso y compartiendo el conocimiento y las experiencias vividas en cada uno de ellos. Cabe destacar que son 243 los municipios encuadrados en las cuatro zonas, que engloban una población de 312.545 habitantes. Los resultados se dieron a conocer el 2 de agosto, en la sede de Teder, en Estella/Lizarra, con la presencia del personal técnico de cada grupo implicado.

Acompañamiento y asesoramiento

La primera de las líneas de trabajo desarrolladas ha consistido en el acompañamiento a las entidades locales para la ejecución de las acciones identificadas en los Planes de Acción por el Clima y la Energía (PACES) que en Navarra son coordinados desde el departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente a través del proyecto europeo LIFE NADAPTA. Entre los datos aportados por el personal técnico sobre el trabajo desarrollado en este primer punto, destacaron las 150 reuniones mantenidas con más de 100 entidades locales, lo que ha supuesto la redacción de hasta 202 informes de acciones. Además, se ha asistido a 49 localidades en la búsqueda de financiación para la implementación de acciones, tramitando 56 expedientes de solicitudes para distintas ayudas. En la misma línea de actuación, se han organizado hasta 36 talleres, con la participación de más de 300 personas.

Otro de los recorridos del proyecto ha ido enfocado a los negocios locales, identificando y captando empresas para elaborar un diagnóstico de medidas de sostenibilidad viables. Así, se han atendido durante el transcurso de estos meses a 106 negocios de sectores diferentes y se han realizado estudios para 45 de ellos, con la elaboración de 21 diagnósticos energéticos. El importante incremento de los precios de la energía ha actuado como impulsor del interés en los pequeños negocios para encontrar fórmulas de ahorro. Un escenario que ha resultado propicio para trabajar en el fomento del autoconsumo energético también en las entidades locales y en el sector residencial. En esta tercera línea de actuación, se han organizado hasta 50 charlas divulgativas, con más de 450 personas participantes, y se han realizado 210 atenciones sobre autoconsumo.

También se ha acompañado a siete entidades locales, promoviendo hasta 11 instalaciones de autoconsumo compartido. Precisamente en este punto, el personal técnico destacaba el gran interés suscitado por el autoconsumo, cuyo despliegue en el territorio rural es mucho mayor que en los grandes núcleos urbanos, si bien recordaba que el orden de prioridades debe ser: consumir menos energía, de manera más eficiente y de fuentes renovables, y contratar la energía a precios competitivos.

En la presentación de los resultados se pusieron también de manifiesto las trabas encontradas en el camino para la puesta en marcha de proyectos de autoconsumo compartido, algunos de los cuales están sufriendo importantes retrasos e impedimentos para su tramitación. Finalmente, se hizo un repaso por las acciones de comunicación llevadas a cabo, con abundante presencia en los medios de comunicación locales y difusión de mensajes a través de las redes sociales y de las webs de los grupos de acción local para dar a conocer las distintas iniciativas. Además de las líneas de actuación implementadas en cada territorio, se ha venido trabajando en este tiempo junto al Gobierno de Navarra en la propuesta de creación de las oficinas territoriales de transformación comunitaria, que acaba de ser incluida -aún de manera provisional- en el paquete de ayudas del IDAE, por lo que se prevé su próxima puesta en marcha. Al término de la presentación de los resultados de este segundo proyecto de Sostenibilidad Rural, el personal de los Grupos de Acción Local se mostraba abierto a continuar ofreciendo ayuda a las entidades locales y la ciudadanía para la toma de decisiones y la puesta en marcha de iniciativas sostenibles. “Abrir nuevos caminos resulta a veces complicado, pero podemos nutrirnos de otras experiencias y conseguiremos ir dando pasos en la transformación del modelo energético”, concluían.

Próximamente, ayudas para elaborar certificados energéticos

En el próximo mes de junio, está prevista la publicación de ayudas por parte del Gobierno de Navarra, para la realización de certificados energéticos.

Estas ayudas irán dirigidas a empresas, administradores de fincas, entidades locales y personas particulares. Se destinarán a la realización del certificado energético de edificios, locales, viviendas, etc.

En el caso de viviendas deberán de tener menos de 50 años de antigüedad y haberse proyectado/construido con anterioridad a 2007.

El porcentaje de ayuda será del 80% del coste, con unos límites en función de la tipología del edificio.

La solicitud se deberá realizar en un mes desde su publicación y se concederán por orden de entrada.

Es una oportunidad para realizar el certificado energético de las viviendas, necesario para solicitar diferentes líneas de ayuda para rehabilitar energéticamente nuestra vivienda.

Subvenciones a entidades locales para acciones innovadoras en materia de urbanismo sostenible e inclusivo 2023

Se ha publicado la convocatoria de ayudas para actuaciones urbanísticas que mejoren los espacios públicos. Las ayudas tienen dos líneas de actuación:

Linea A: Elaboración de documentos que identifiquen acciones urbanísticas que contribuyan al desarrollo urbano y territorial sostenible e inclusivo: Planes, proyectos, ordenanzas que contribuyan al desarrollo urbano sostenible e inclusivo.

Línea B: Inversiones en espacios públicos derivadas de un documento marco participado y cuya ejecución contribuya efectivamente a la cualificación del espacio ante las necesidades de la población y del modelo urbano sostenible: Mejora de infraestructura verde, accesibilidad, adaptación al cambio climático, etc.

El importe de la ayuda será del 90% del coste, con un máximo de 10.000 € de ayuda en la línea de proyectos y de 30.000 € en la de obras. Las solicitudes se podrán presentar en los 30 días naturales a partir del día siguiente a la publicación en el BON. Las ayudas se concederán en régimen de concurrencia competitiva y las actuaciones se realizarán antes del 16 de noviembre de 2023.

Enlace a la ficha