La despensa del barrio

Nieves Induráin Baztán gestiona una tienda de productos de primera necesidad en su localidad de residencia, Tafalla. Acaba de reformarla gracias a dos ayudas del Gobierno de Navarra que ha tramitado con nuestro equipo.

Nieves Induráin Baztán gestiona una tienda de productos de primera necesidad en su localidad de residencia, Tafalla. Después de experiencia laboral como empleada de la asesoría Ascofi, el obrador de carnicería Garro y comercial para fábricas de cerámica italiana, Nieves decidió asumir el traspaso de la que fue durante 35 años la tienda de su tía. Desde entonces, Nieves lleva 14 años al frente de un negocio que, como ella dice, “es la despensa del barrio”.
La despensica de Nieves ha contado con el asesoramiento de nuestro equipo del Consorcio de la Zona Media, que acompaña a comercios del territorio. Ha recibido ayuda para tramitar la subvención de Mejora de la competitividad de las empresas comerciales minoristas y el fomento del emprendimiento comercial 2023 y las Subvenciones del Programa de modernización del comercio Fondo Tecnológico 2023, ambas del Gobierno de Navarra – Nafarroako Gobernua.
nieves induráin atiende a un cliente en su tienda de Tafalla "La despensica de Nieves"

¿Cómo presentarías tu empresa?

Es una tienda de cercanía con productos de primera necesidad: conservas, producto fresco, congelado, droguería… Se llama “La despensica de Nieves”, pero en realidad yo digo que es la despensica del barrio.


Ahora has hecho una reforma en la tienda, pero llevas años al frente, ¿cómo surgió la idea de negocio? 

Me encontré en situación de desempleo justo con la llegada de la crisis. En ese momento mi tía se iba a jubilar y me traspasó el negocio. Todo fue bien y al principio no hice ninguna reforma, porque quería tomarle el pulso a cómo iba la tienda y comprobar si me gustaba estar al frente. Han ido pasando los años y el momento de hacer reformas ha llegado.

¿Cómo te gestionas para poder llegar a todo?

Flexibilizo el horario todo lo que puedo y trabajo un montón, porque estar sola y encargada de todo a veces es complicado. Soy la del almacén, la de la limpieza, los pedidos, el inventario… Además, muchas veces tengo que desplazarme para comprar productos, y, al no tener mucho almacén los productos frescos los compro a diario.

¿Qué novedades tienes desde que hiciste la reforma?

Las principales novedades son la disposición y materiales de la tienda y las nuevas tecnologías que he aplicado en el negocio. Destaco el TPV (Terminal Punto de Venta), que es un reto porque es una forma diferente de gestionar todo, ahora todo queda registrado, tengo muchos más datos sobre qué productos funcionan mejor, permite que se pague todo con tarjeta… Al principio me costó adaptarse, pero ha merecido la pena.

Y sobre la reforma del local, a la clientela le ha gustado mucho, ven la tienda más acogedora. La respuesta de la clientela de siempre es muy positiva y la nueva imagen del local ha sido consecuencia directa de haber ganado nueva clientela. 

¿Qué servicios te ofrecieron desde el Consorcio y cómo los valoras?

Me han acompañado en los trámites de las “Subvenciones para la mejora de la competitividad de las empresas comerciales minoristas y el fomento del emprendimiento comercial 2023”, para hacer la reforma y las “Subvenciones del Programa de modernización del comercio Fondo Tecnológico 2023” para la instalación del TPV y demás tecnología. Más vale que el Consorcio estuvo ahí, porque valoro mucho la asistencia que me han dado. De hecho la primera vez que solicité la ayuda de comercio me la denegaron, y también me denegaron la ayuda para la reforma por no tener bien la documentación. Fue en ese momento cuando conocí al Consorcio, desde donde me han ayudado con todos los trámites.

¿Cuáles son para ti las claves para que el comercio vaya bien?

Sin duda, generar confianza con la clientela. Darle un buen servicio y apostar por calidad de producto, ecológico, cercanía. Hay un valor añadido en asesoramiento del producto, en que la clientela confíe en que sabes qué vendes y le aconsejes lo mejor posible. 

¿Qué habilidades destacarías que tiene que tener una buena emprendedora?

En primer lugar, que te guste el campo en el que vas a emprender. Y, en el caso de un comercio local, que te guste el contacto con la gente, además de actitud atrevida y proactiva. En ese sentido lo tuve fácil porque heredé un negocio que ya funcionaba, que ya tenía una cartera amplia de clientela. Hay que ser valiente y, además, adaptarse a los nuevos tiempos.

¿Quién compra en la Despensica?

Sobre todo vienen personas de edad avanzada que viven en el barrio. Hay algo de gente joven, que suelen acudir al establecimiento por las tardes por su jornada laboral, pero mucho menos.

¿Y qué hace diferente a la tienda?

Acompañamiento, asesoramiento y primera calidad en el producto fresco y primeras marcas. Producto de Kilómetro 0 de cercanía y ecológico (tanto el producto fresco como conservas, repostería local…).

¿Por qué crees que este tipo de comercios son importantes para un pueblo? 

Dan valor al resto de cosas que hay alrededor. Los servicios en los barrios son súper importantes, poder tener a pocos metros de casa un tipo de servicio así, sobre todo para personas mayores, que no se pueden permitir ir a grandes superficies es vital. Además, en la tienda pequeña se hace un asesoramiento del producto que en las grandes superficies no tienes.

Cuéntanos dónde podemos encontrarte

En la Calle mayor Nº 95, bajo, en Tafalla, también por teléfono en el 638267012, número en el que atiendo pedidos por WhatsApp. También podéis escribir por mail ladespensicadenieves@gmail.com y en las redes sociales Instagram y Facebook.

La despensica de Nieves

¿Quieres emprender o tienes un negocio o comercio y necesitas asesoramiento?

Pide cita en nuestro servicio público y gratuito de asesoramiento escribiendo

a consorcio@navarramedia.org, llamando al 948740739 o por WhatsApp en el 619102447